Gracias por seguir este blog

jueves, 19 de marzo de 2009

MUSEO REINA SOFIA PREMIO DE LAS ARTES AULA DE PAZ CAMIN DE MIERES



El Museo del Prado ha puesto a disposición, como adelantó ayer este diario, las series de grabados de Goya Los caprichos y Los desastres de la guerra para que Manuel Borja-Villel, director del Reina Sofía, seleccione una decena y los incorpore en régimen de depósito a la colección permanente. La novedad, que cabe calificar de histórica al incluir obra anterior a 1881, fecha de nacimiento de Picasso y corte establecido por la ley para sus contenidos, es la vistosa punta del iceberg de la importante remodelación que se está gestando del centro de arte moderno.





Doña Sofía y la primera dama de Corea Kwan Ynag-Suk, visitaron el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. A su llegada, fueron recibidas por la directora del Museo Ana María Martínez de Aguilar. Iniciaron un recorrido por la sala Dalí, contemplando las obras "El enigma sin fin" y "El hombre invisible" dos de los cuadros de Dalí que atesora el Museo. Desde allí, se desplazaron a la sala Picasso, para contemplar "El Guernica" y otras obras del artista malagueño.






Posteriormente visitaron las salas que acogen "El peso de la ligereza", una instalación del surcoreano Kiwon Park, que por primera vez se presenta en España.






La visita finalizó en la biblioteca del Museo, situada en la ampliación del Reina Sofía, obra del arquitecto francés Jean Nouvel, una de las más importantes de Europa en arte contemporáneo.


Cuando a finales de mayo el Reina Sofía muestre al público los cambios en la colección, muchos buscarán al genio aragonés en las salas dedicadas a la España negra y al esperpento. Pero hay más. Se está alterando el recorrido, la iluminación, que se eleva, y hasta el área expositiva. En total, 39 salas en 6.000 metros cuadrados. La segunda planta del edificio Sabatini acogerá las vanguardias históricas hasta los años treinta. Una parte de la cuarta se dedicará los cincuenta. Dos espacios (planta baja y primera) de la ampliación de Jean Nouvel serán los lugares destinados al arte desde los sesenta hasta hoy.





Aunque el cambio fundamental es de mentalidad. Borja-Villel está dispuesto a contar su "historia del arte desde España". Y lo hará con abundante material fotográfico y cinematográfico. Sin miedo al anacronismo y a la confrontación poco ortodoxa. Eso sí, siempre con fines pedagógicos. Rescatará obras de los depósitos y llevará una meditada política de compras.













1 comentario:

  1. Un museo realmente fantástico. Me enamoró la única vez que he estado. Y espero recorrerlo lo más posible. Una joya absoluta. Un descubrimiento tu mundo. Lo visitaré. Muy interesante.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar