Gracias por seguir este blog

lunes, 23 de febrero de 2009

EL MUMI DISTINTIVO VITAL ALVAREZ BUYLLA DEL AULA DE PAZ CAMIN DE MIERES

El Museo de la Minería y la Industria de El Entrego (Mumi) sigue en expansión, como año desde su apertura en 1994. Así desde los 60.000 visitantes de aquel primer ejercicio se llegó a la venta de 105.261 entradas en 2007, doce meses cerrados con un crecimiento del 4,1%. Los responsables del centro esperan mejorar ese resultado en 2008 gracias al de una nueva exposición pedagógica programada para el verano y, sobre todo, con la finalización de las obras de ampliación hasta el pozo San Vicente, donde empezará a funcionar la zona de exhibición dedicada a la historia del movimiento obrero. «Esperamos la recepción de las obras en setiembre», aseguró ayer el director, Santiago González Romero.







Además, a partir de julio, y con la mente puesta en la programación de las visitas del curso escolar 2008-2009, se espera abrir la nueva exposición permanente con una colección científico-técnica cedida por la Universidad de Oviedo. Está compuesta por más de un centenar de instrumentos de comienzos del siglo XX. En estos momentos se están ultimando los últimos trabajos de carpintería en el primer piso que permitirán la reorganización integral de los contenidos pedagógicos del museo.






Respecto a las obras de los espacios expositivos, ya ha concluído la construcción del túnel que comunica las actuales instalaciones con el futuro museo del movimiento obrero del pozo San Vicente. Los últimos trabajos se centran ahora en la instalación de las vías férreas que recorrerá el tren minero y del ascensor que trasladará a los visitantes hasta el subsuelo desde la plaza principal del pozo San Vicente. El proyecto de ampliación del Mumi fue presupuestado en 1,5 millones de euros procedentes del Plan Complementarios de la Minería.

El director del Mumi admite que la obra de conexión ha sufrido «muchos retrasos», una circunstancia que achacó a la dificultad de encajar la galería subterránea en una zona ya muy ocupada. «Pasa por debajo de las vías del tren, de colectores y lineas de alta tensión», indica. «Dio muchos problemas por todas las interferencias, pero ahora ya está instalándose un ascensor-jaula que permite salvar los diez metros de diferencia con la plaza principal del pozo San Vicente».






Recursos propios

El patronato, reunido ayer, aprobó los presupuestos de este año. Las previsiones cifran en algo más de 910.000 euros los ingresos del museo. El 45% procederá de vías propias de financiación conseguidas a través de las entradas y la explotación mercantil. El resto se obtiene gracias a aportaciones de los fondos mineros y entregas de la Unión Española de Explosivos y Cajastur.

Algo que se ha echado en falta en los planes de futuro del Mumi es la integración pendiente del inmueble del centro ambiental ubicado a escasos metros del museo. Un uso que, según los máximos responsables del patronato, queda supeditado a la marcha del Mumi. Sin embargo, desde el Ayuntamiento de San Martín del Rey Aurelio, que continúa considerando válido el acuerdo de cesión del edificio del Centro de Estudios Medioambientales del Principado de Asturias (CEMPA) al Mumi, se confía que el inmueble pueda integrarse dentro de la oferta expositiva del museo para de esta forma dotar de contenidos a un edificio que lleva cerrado desde que concluyó su construcción, en 1996.

En ese recinto está prevista la instalación de un archivo y una biblioteca especializados en temas industriales y mineros, además de un espacio para exposiciones sobre mineralogía y paleontología, que ahora se organizan siempre en un espacio propio en el edificio principal del museo.





Presupuesto 2008: 914.000 euros, de los que cerca de 400.000 responden a ingresos propios y el resto al capítulo de subvenciones.

Visitantes 2007: un incremento del 4,1%. Contabilizó 105.261 visitantes, de los que el 22% son asturianos y el 76% de otras regiones españolas.

Previsiones de visitas en 2009: se espera continuar creciendo y alcanzar las 108.000 visitas

Novedades: colección científica de la Universidad de Oviedo y el museo obrero del pozo de San Vicente

Pendiente: integración del Cempa como archivo-biblioteca



















No hay comentarios:

Publicar un comentario