Gracias por seguir este blog

sábado, 21 de febrero de 2009

BASILICA SAGRADO CORAZON DE JESUS DE GIJON PREMIO AULA DE PAZ DEL PATRIMONIO UNIVERSAL


Llamada La Iglesiona. La fachada del Real Instituto de Jovellanos da frente a este templo. Nave única cubierta por arcos parabólicos y coronada por una girola en torno al presbiterio. Muy buenas vidrieras entre los huecos de los arcos laterales. Escultura de Cristo culminando la fachada. La fachada principal del antiguo Real Instituto de Jovellanos se sitúa frente a La Iglesiona (c/ Jovellanos, entre las del Instituto y Begoña), nombre popular dado a la misma, edificada entre 1918 y 1922 en base a un proyecto, fechado en 1911, del arquitecto catalán Joan Rubió i Bellver, discípulo y colaborador del gran maestro Gaudí, autor de la Sagrada Familia de Barcelona. No obstante, el verdadero director de las obras fue el también arquitecto Miguel García de la Cruz, quien introdujo algunos cambios en el diseño inicial, como la supresión de las torres previstas en un principio. Sin lugar a dudas, se trata del templo más espectacular de Gijón, con una referencia del conjunto a pautas impresionistas más que modernistas, y ello a pesar de la filiación de su diseñador. Se trata de un edificio de una sola planta con grandes arcos parabólicos de inspiración gaudiana que culmina en girola en torno al presbiterio. Exteriormente, la fachada muestra un atrio; un óculo protegido por precioso trabajo de rejería, por encima del ingreso principal, así como la ventana triple de la zona superior. De la recargada decoración del conjunto es un buen testimonio el remate de la fachada en una gran estatua del Sagrado Corazón de Jesús, esculpida con mármol blanco de Carrara (Italia) por el escultor Serafín Basterra; se asienta sobre un alargado templete, a 49,5 m de altura, resultando visible prácticamente desde todos los puntos de la ciudad




La Santa Sede otorgó a la popular Iglesiona el título de basílica, al reconocerla como iglesia notable por sus valores históricos o artísticos, o por la devoción de su feligresía. La declaración de basílica está recogida en un escrito firmado el 28 de octubre de 2003 por el cardenal Francis Arinze, prefecto de la Congregación para el Culto Divino y los Sacramentos. El título exacto es el de basílica menor, ya que sólo reciben la denominación de basílica mayor los cuatro templos históricos de Roma: San Pedro, San Pablo Extramuros, San Juan de Letrán y Santa María la Mayor. El trámite para la declaración se inició en el año 2002. Los responsables de la Iglesiona tuvieron que preparar un informe en el que justificaban los méritos del templo (características históricas y artísticas, elementos materiales de culto, etc.). Después de que la solicitud a la Santa Sede recibiera el visto bueno de la Conferencia Episcopal Española, fue el prior de Valdediós, Jorge Gibert, quien, por encargo del arzobispo de Oviedo, Carlos Osoro, tramitó en el Vaticano la solicitud, el 23 de junio.




1 comentario: