Gracias por seguir este blog

lunes, 8 de junio de 2009

TRAS LA PUERTA: JEAN-LOUIS ANDRE THEODORE GERICAULT




painter1


Jean-Louis André Théodore Géricault, conocido como Théodore Géricault (Ruán, Francia, 26 de septiembre de 1791 - París, 26 de enero de 1824), fue un pintor francés. Prototipo de artista romántico, tuvo una vida corta y atormentada que dio lugar a varios mitos sobre él.



“Los obstáculos y las dificultades que evitan los hombres mediocres, son una necesidad y alimento para el genio. Esto lo madura y lo eleva; transitar por un camino más fácil lo mantendría congelado”.

Théodore Géricault




Pintor francés muy influyente en su época y uno de los principales y primeros artistas del romanticismo del siglo XIX. Nació en el seno de una acaudalada familia de Ruán, fue discípulo de los pintores franceses Carle Vernet y Pierre Guérin y estudió en Italia entre 1816 y 1817. Su obra muestra una clara influencia de Miguel Ángel y otros pintores del renacimiento italiano, así como del maestro flamenco Petrus Paulus Rubens. Sus primeras obras pusieron ya de manifiesto unas características que le apartaban de los pintores franceses neoclásicos como Jacques-Louis David y que pronto le valieron el reconocimiento como líder de los románticos. Su Oficial de cazadores de la guardia imperial a la carga (1812, Museo del Louvre, París), su Coracero herido (1814, Louvre) y La carrera libre de caballos (1816-1817, Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid, España) muestran una acción violenta, un diseño atrevido y un dramatismo cromático de gran poder emotivo. Tales características se intensifican en su lienzo La balsa de la Medusa (1818- 1819, Museo del Louvre), de grandes dimensiones y expresión sobrecogedora. En 1816 el barco Medusa, del gobierno francés, naufragó a causa de una tempestad, y muy pocos de sus tripulantes lograron salvarse después de muchos días a la deriva en una balsa improvisada. Géricault pintó el momento culminante del episodio, cuando los náufragos avistaron el barco de salvamento. La combinación inquietante de figuras idealizadas y la agonía que plasma con extremado realismo, así como su gigantesco tamaño y la minuciosidad de los detalles desataron una tormentosa controversia entre los artistas de tradición neoclásica y los que tenían una opinión diferente sobre los temas que debía tocar la pintura.



Géricault rompió en este cuadro con todas las reglas del neoclasicismo, excepto las de la composición. En 1820 viajó a Inglaterra, donde pintó el Derby de Epsom (Museo del Louvre). Cuando murió estaba trabajando en una serie de retratos de enfermos mentales, lo cual pone de manifiesto el interés de los artistas románticos por los trastornos psíquicos y las neurosis. También realizó varias estatuillas en bronce, una excelente serie de litografías y cientos de dibujos y bocetos en color.



En el final de sus días Géricault se adentra en el mundo de la locura marginal. Retrata hombres y mujeres rechazados socialmente, cleptómanos, ladrones, secuestradores, jugadores, etc., son los sujetos de su nuevo interés. Son la representación de unos seres cotidianos con un bagaje psicópata y turbio, seres que son el reflejo de una sociedad escondida en esos inicios del siglo XIX, que nos llevan a una realidad no querida o buscada, nos presentan lo que no queremos ver o lo que no queremos recordar, un mundo negro dentro de lo puro de nuestras vidas, una visión con ojos de Francis Bacon, en definitiva.



Siempre se ha dicho que Géricault encarna el Romanticismo temperamental. Él es el prototipo de hombre romántico de proponía Stendhal, el romántico típico y tópico al modo de Byron. Nace en el seno de una familia acomodada, pronto queda huérfano, lleva siempre una vida inquieta, azarosa y de aventuras. Su vida fu muy corta, ya que muere a los 33 años.




A Géricault lo podemos encuadrar en el marco de Gros por el dinamismo de una línea que recuerda a Rubens, por el color y los temas épicos. Su relación con la pintura es casual. Se hizo pintor porque era la mejor salida a su impulso. Su formación es muy irregular. Las primeras enseñanzas que recibió fueron muy elementales por parte de un pintor de batallas bastante mediocre. Luego pasó por el taller de Guerin, donde termina su formación irregular. Desde el principio dio muestras de rebeldíay no respetaba las reglas. Aunque su maestro fuera tolerante, pronto se dio cuenta de que su pasión por lo excesivo, y la pincelada empastada, lo que revelaba un marcado temperamento.



En 1816 marcha a Italia, lo hizo así porque dejó embarazada a una tía suya y le dio miedo las consecuencias que pudiera tener este amor prohibido. En Italia era absurdo el que se presentara a concursos ya que no respetaba ninguna norma. Allí, se fija en carreras populares de caballos. También observa nuevas formas de vida, en definitiva es un flâneur. Se preocupa más de la observación que de asuntos formales, lo cual le otorga gran libertad.



En Italia queda fascinado por la figura de Miguel Ángel, le maravilló la Sixtina. También quedó impresionado por Caravaggio. En 1820 Géricault va a Londres. Allí pasó un año largo, le impactó el arte de Constable, también la pintura de caballos de Stubbs. La pasión por los caballos en Gran Bretaña, estimula su arte. Regresa a Francia hacia 1821-1822, enferma, se cree que de cáncer de huesos. Vive alejado del mundo con visión trágica y pesimista de la vida. Así deriva hacia lo descarnado pintando retratos de gente enferma.



Su primera gran obra, Oficial de cazadores a la carga, exhibida en el Salón de París de 1812, reveló la influencia del estilo de Rubens y un interés en la representación de un asunto contemporáneo. Este éxito de juventud, ambicioso y monumental, fue seguido de un cambio de dirección: durante los siguientes años Géricault produjo una serie de pequeños estudios de caballos y caballeros. Exhibió el Coracero herido en el Salón de 1814, una obra más elaborada y peor recibida. En los siguientes dos años pasó por un estudio auto-impuesto de construcción y composición de figuras, mientras evidenciaba una predilección personal por el drama y la fuerza expresiva.




Tras fracasar en el concurso del gran Premio de Roma, decide viajar a Italia por su cuenta. Queda muy impresionado ante los pintores del Renacimiento italiano, en especial ante Miguel Ángel, así como ante el flamenco Rubens. Este viaje a Florencia y Roma (1816–17) fue provocado en parte por el deseo de huir de un lío romántico con su tía, a quien dejó embarazada.


Este viaje hizo nacer su fascinación por Miguel Ángel. La propia Roma le inspiró la preparación de un lienzo monumental, la Carrera de los caballos Barberi, una obra de composición épica y tema abstracto que prometía ser «totalmente sin paralelo en su época». Al final, Géricault nunca acabó la pintura, y regresó a Francia.


Desde los inicios de su carrera, Géricault demuestra cualidades que le distinguen claramente de los pintores neoclásicos de la escuela de Jacques-Louis David: en efecto, prefiere tratar temas de la vida cotidiana, elevándolos a la categoría de hechos heroicos. Mostrando la desesperación y el sufrimiento de la gente, pasa pronto a ser el pintor romántico más representativo, pero por independencia de estilo y carácter poco dócil, Géricault se mantiene al margen de los grandes encargos oficiales, un género que sí sedujo a Delacroix.


Géricault realizó entre 1821 y 1824, una serie de pinturas con modelos de locos o maníacos, tomando del natural a una serie de personas que eran tratadas en el asilo del psiquiatra Jean-Étienne Esquirol. A través de esta serie pretendía recabar un repertorio de expresiones de la locura.


Aquejado de una dolorosa enfermedad, posiblemente cáncer de huesos, Géricault pasó sus últimos años sin poder acometer pinturas de gran formato. Produjo diversas litografías con ayuda del artesano Eugène Lami.



Obras



  • Oficial de cazadores a la carga, 1812, Louvre, París
  • Coracero herido saliendo del fuego, 1814, Louvre, París
  • El tren de artillería, h. 1814, Neue Pinakothek, Múnich
  • Carrera de caballos libres, 1817, Museo de Bellas Artes, Lille
  • Hombre y caballo de carreras, Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid
  • El mercado de bueyes, 1817, Museo de Arte Fogg, Cambridge, Massachussetts
  • Caballo detenido por esclavos, 1817, Museo de Bellas Artes, Ruán
  • Paisaje con acueducto, entre 1817 y 1820, Museo Metropolitano de Arte, Nueva York
  • Carro de soldados heridos, 1818, Museo Fitzwilliam, Cambridge (Reino Unido)
  • La balsa de la Medusa, 1819, Louvre, París
  • Retrato de oriental, 1819-1821, Museo de Bellas Artes, Besançon
  • Derbi en Epsom, 1821, Louvre, París
  • La fábrica de cal, hacia 1821-1822, Louvre, París
  • Monomaníaco de la envidia, h. 1821-1823, Museo de Bellas Artes, Lyon
  • El cleptómano (El loco asesino), hacia 1822-1823, Museo de Bellas Artes, Gante
  • Retrato de un vandeano, h. 1822-1823, Louvre, París





14 comentarios:

  1. Esos lienzos en el Louvre siempre me han cautivado...

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. bellisimos lienzos del pintorJean-Louis... e felcito po las vliosas entradas a este blog...anoche etuve leyendo o menos 15 o mas aetradas de personas celebres..tebadmio Jose Ramon
    un abrazo recordan-dote
    Mrina

    ResponderEliminar
  3. El lienzo de La balsa de la Medusa me impresionó desde que lo descubrí en un libro de Arte. Pero contemplarlo directamente fue algo impresonante. Estuve ni sé el tiempo delante, desde todos los ángulos y distancias. Se podría escribir un libro sólo de ese cuadro.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. La frace dice una gran verdad, es muy cierto que cuando todo nos resulta fácil, no nos desarrollamos. Otra cosa es que para muchas personas, vencer difíciles retos es todo un placer. "Caramba lo logré"

    ResponderEliminar
  5. Mi querido amigo… te agradezco el trato
    Tan honesto y cariñoso a la vez que tienes
    Para mí , perdona si alguna vez me excedo
    En cariños yo… pero …a parte del respeto
    Que te tengo…es cierto que el roce hace el
    Cariño y este misterioso teclado tiene una
    Ventana que conecta a la tuya y ya ves…
    Cada día bla…bla…bla, para mi tu amistad
    Es hermosa y no me gustaría romper.
    Recordándote recibe mi alma.
    Marina

    ResponderEliminar
  6. Apreciado amigo: As subido unos lienzos preciosos, de la pintura que me gusta con fervor.
    Gracias por la cultura que expresas en este blog.
    Abrazos profundos, Leonor.

    ResponderEliminar
  7. Me gusta el arte en general, y la pintura en particular. Tu cultura me asombra. Me gustaría pasear contigo las Galerias de Arte del Smithsonian (que no son Museos, sino cambian de exhibiciones cada estacion) y ser instruido por tu sabiduria.

    Gracias por el contacto

    ResponderEliminar
  8. Hola
    El próximo 5 de julio mi Blog Recetas para el Alma estará arribando a su II Aniversario, para celebrarlo se hará entrega de los Premios:

    "Blog Joya del Alma en su II edición"
    "Blog de diamante" y
    "Blog con luz propia"

    Como participar y ganar?

    Comentando en los post

    El concurso ya comenzó.

    Suerte para tod@s

    Siry

    ResponderEliminar
  9. Excelente entrada, la frase del principio me llegó!

    Las obras, bellísimas y humanas.

    Un abrazo desde Dominicana

    ResponderEliminar
  10. buenas noches ...me voy a la cama..que descanses
    mirarea la Santina recordandote.
    mi abrazo para ti
    Marina

    ResponderEliminar
  11. “Los obstáculos y las dificultades que evitan los hombres mediocres, son una necesidad y alimento para el genio. Esto lo madura y lo eleva; transitar por un camino más fácil lo mantendría congelado”.

    Théodore Géricault
    Palabras designando sentires que los encuentro acertadisimos.
    Vida azarosa para los pocos años terrenales.
    Siempre me impresiono Monomaníaco de la envidia, es sobrecogedor verlos.
    Un placer leerte y educarse.
    Saludos desde el otro lado del mar.

    ResponderEliminar
  12. Os gênios que são eternos.
    Um belo trabalho em nos mostrar essas preciosidades.

    Obrigado por seguir o meu blog

    ResponderEliminar
  13. José Ramón, acá estoy conociendo tu otro blog, maravillandome de la cultura que nos estas regalando.
    Ya soy seguidora y cada vez que pueda vendré a darme un baño de conocimiento.
    Felicitaciones!!!
    Un abrazo desde Chile.

    ResponderEliminar
  14. José Ramón, saludos desde Honduras, muy interesante tu blog, felicitaciones.
    Gilberto

    ResponderEliminar