Gracias por seguir este blog

BIENVENIDOS AL BLOG AULA DE PAZ

viernes, 22 de noviembre de 2019

CIUDADES DEL MUNDO: LA ROCHELLE








La Rochelle es una ciudad francesa de 76 848 habitantes, capital del departamento de Charente Marítimo. Ubicada en la costa atlántica, se encuentra dentro de esta en una posición intermedia entre la punta de Bretaña y el País Vasco francés. Alberga un aeropuerto compartido con la isla de Ré.


Se menciona por primera vez a La Rochelle en el siglo XI. Era entonces un pequeño pueblo de pescadores llamado Rochella (un diminutivo de Roche, roca), porque estaba construido sobre una plataforma rocosa. Empieza a desarrollarse y obtiene a finales del siglo XI su estatuto de ciudad libre (por la carta «charte de commune»), deshaciéndose así de la tutela feudal. Por su excelente localización geográfica (cerca de la isla de Ré), crece el comercio y la prosperidad del puerto. Sus socios comerciales predilectos son Gran Bretaña y el norte de Europa. Durante la guerra de los Cien Años la ciudad permaneció en manos inglesas hasta que en 1372 la armada de Castilla (aliada de Francia) derrota contundentemente en sus aguas a la inglesa en la llamada batalla de La Rochelle, facilitando así la posterior conquista franco-española de la plaza.




 



El cosmopolitismo, el relativo alejamiento de París y las influencias nórdicas hacen que las ideas laicas y luego reformistas se impongan con facilidad. La Rochelle se vuelve de hecho la capital gala del protestantismo. En ella se firman en 1571 las Confesiones de Fe de las Iglesias Reformadas de Francia. Los grandes jefes protestantes, como La Rochefoucauld y Enrique de Navarra, futuro Enrique IV de Francia, se instalan allá, seguidos de los hugonotes (protestantes expulsados de Francia) que obtienen privilegios económicos y desarrollan el comercio con África, Sudamérica y Terra Nova (en Canadá).




La ciudad se aprovecha de los conflictos entre Inglaterra y Francia para distanciarse de París. El rey Carlos IX de Francia, celoso del poderío del puerto, decide retomar el mando enviando un gobernador para dirigir La Rochelle en el interés del reino (y captar algo de su riqueza). Los nobles de la ciudad rehúsan, lo que provoca el asedio del puerto por las tropas reales en 1572. Con la ayuda por mar de los ingleses, la ciudad resiste y obtiene una paz negociada. A principios del siglo XVII, los protestantes representaban el 90 % de la población. La prosperidad está asegurada por el comercio tradicional del vino y la sal, la pesca del bacalao y el nuevo comercio de las pieles provenientes de Canadá.


 


Sin embargo, la monarquía gala se convierte al absolutismo con el cardenal Richelieu y Luis XIII, y no tolera ya la autogestión de una ciudad del reino, rica, protestante y de dudosa fidelidad para con la corona. En 1628 las tropas reales asedian la ciudad por tierra y mar para no repetir el error de medio siglo antes. Los ingleses no logran compensar la inferioridad de los asediados y la ciudad es vencida. Pierde todos sus privilegios menos la libertad de culto (por poco tiempo) y mueren uno de cada cinco habitantes. El comercio se derrumba, el cambio de política religiosa lleva a las conversiones forzosas al catolicismo, religión de Estado, y familias enteras huyen a la Nueva Rochelle en América.



 



En el transcurso del siglo XVIII culmina el comercio triangular entre África, América y Europa (esclavos de Cabo Verde y Guinea son llevados a las plantaciones de Santo Domingo, de donde se trae el azúcar, el café y el colorante índigo). La Rochelle es en aquella época el segundo puerto negrero de Francia tras Nantes. Esta prosperidad no resiste a las revueltas negreras de Santo Domingo, que conducen a la prohibición de la trata de negros. Al final del siglo XIX se construye un puerto con capacidad para acoger grandes bous, y la economía se recupera. Durante la Segunda Guerra Mundial, la marina alemana creó utilizando mano de obra esclava una de las mayores bases de submarinos del Atlántico, la cual aún se puede ver.



 





El casco viejo de la ciudad tiene varios edificios del siglo XII. Las torres (de la Chaîne, San Nicolás, en el viejo puerto, del Gran Reloj y de la Lanterne) datan de los siglos XIV y XV, mientras que el Ayuntamiento es de estilo renacentista. La ciudad alberga también muchos museos, entre ellos el museo acuático «L'Aquarium» (El acuario). El segundo puerto de ocio de Francia, "Les Minimes", se encuentra al sur de la ciudad.

















40 comentarios:

  1. Es una ciudad muy bonita, la visité hace varios años, me han gustado tus explicaciones, un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Post interessante mi piace tutto, le foto, il filmato, la storia.
    Felice domenica, un abbraccio
    enrico

    ResponderEliminar
  3. Una ciudad a la que no conocía, hasta ahora, a través de tu excelente trabajo.
    Estimado amigo, os deseo a ti y a los tuyos unas felices fiestas y un próspero año nuevo.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Fantástica ciudad José Ramón. Se me habia pasado esta entrada y ahora la recupero en su lectura con mucho entusiasmo. Qué tengas un fantástico año 2020.

    ResponderEliminar
  5. Buenas tardes !! Te deseo que tengas un feliz día
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Many Thanks for the shared this informative and interesting post with me.
    Krunker 2020

    ResponderEliminar
  7. Te dejo un nuevo abrazo, muy querido amigo José Ramón

    ResponderEliminar
  8. Hola.
    Es un lugar precioso. Supe de su existencia por un libro(Los tres mosqueteros) y cuando pude ir me encantó.
    Feliz día.

    ResponderEliminar
  9. Mi querido José Ramón.

    Tu otro blog no está dejando espacio para comentarios.

    Te dejo saber esto para tu información.

    Fraterno abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Realmente é um local muito bonito .Grato por compartilhar essas informações. um abraço, sempre acompanho seu blog. é muito bom..

    ResponderEliminar
  11. Te dejo un nuevo y fraterno abrazo, muy querido amigo José Ramón.

    Cuídate mucho.

    ResponderEliminar
  12. Mi muy querido Jose Ramon :

    En estos días de incertidumbre creo que el ingrediente de la fe en Dios es el mas importante junto con el seguimiento estricto a lo que nuestras autoridades digan y estipulen.

    Cuídate mucho.

    Estas en mis mejores oraciones. Ponme por favor en las tuyas.

    ResponderEliminar
  13. Aquí seguimos querido José Ramon, pedaleando dentro de 3sta pandemic.

    La fe es mi amparo

    Abrazo inmenso.

    ResponderEliminar