Gracias por seguir este blog

BIENVENIDOS AL BLOG AULA DE PAZ

viernes, 1 de enero de 2010

PELICULAS DE NUESTRA VIDA: 300

this-is-sparta





300 es una película estadounidense de 2007, dirigida por Zack Snyder. Es una adaptación de la novela gráfica de Frank Miller sobre la Batalla de las Termópilas.

Argumento

Comienza narrando la infancia de Leónidas y de su entrenamiento para ser el próximo rey. Un día, siendo ya rey de Esparta, llega a visitarlo un emisario persa del rey Jerjes. Éste le comunica la exigencia de pagar un tributo de tierra y agua como prueba de la sumisión de Esparta hacia Persia. Leónidas se niega y tira a un pozo al emisario y a sus escoltas.

Después de esto, decidido a plantarle cara al ejército persa, mandó a su capitán más fiel a que reuniese a 300 de los mejores guerreros espartanos y se dirigieron al paso de las Termópilas.

Jerjes, comienza a mandar tropas que van cayendo sucesivamente ante los trescientos guerreros espartanos ya que luchaban en lugares cuya anchura no superaba los veinte metros y así se igualaban las fuerzas.

En ese momento, Efialtes, un hombre exiliado, visita a Leónidas para ofrecerle sus servicios. Tras su rechazo visita a Jerjes, y a cambio de un uniforme, riqueza, lujos y mujeres, le cuenta el secreto para derrotar a los trescientos espartanos, la senda Anopea que lo dejara en la retaguardia de la posición de Leónidas en las Termópilas.

Leonidas al enterarse se limita a enviar a un guerrero como emisario a Esparta para avisar a su pueblo, pues ya sabe que el final es inminente.

Una vez rodeado por las tropas de Jerjes, caen los trescientos hombres en el campo de batalla.

Éxito comercial




300 comenzó a ser exhibida en Estados Unidos el 9 de marzo de 2007, en cines convencionales y pantallas IMAX. Las ganancias brutas ascendieron a $1,93 millones de dólares en el primer día y terminaron el primer fin de semana con $2,50, rompiendo el record de ganancias en este país para una apertura de fin de semana en el mes de marzo.

Producción

El filme es una adaptación cuadro por cuadro del cómic, similar al de Sin City. Snyder fotocopió paneles del cómic con los cuales desarrollo las tramas anteriores y siguientes al cuadro. «Fue un proceso divertido para mí… tener un cuadro como una meta a alcanzar», explica Snyder. También rodó la película en un estilo que sería similar a la novela gráfica.



Una principal excepción a la adaptación directa fue el uso del personaje Dilos como narrador. Znyder usó esta técnica narrativa para mostrar a la audiencia que el surreal «mundo de Frank Miller» de los 300 estaba siendo relatada desde una perspectiva subjetiva. El usar el don de Dilos para contar un relato le permite a Znyder introducir elementos fantásticos al filme, explicando que «Dilos es uno que sabe como no echar a perder una buena historia con la verdad». Snyder también agrega la trama paralela con la cual la reina Gorgo intenta convocar el apoyo del consejo gobernante para su esposo.

Se requirieron dos meses de preproducción para elaborar los cientos de escudos, lanzas y espadas, de los cuales algunos fueron reciclados de Troya y Alejandro Magno. También fueron creados un lobo y trece caballos mecánicos. Los actores y los dobles fueron entrenados a la vez, y hasta Snyder los acompañó. Se crearon unas 600 piezas de vestuario, así como un extenso número de prótesis para varios personajes y para representar los cadáveres de los soldados persas.

La producción activa de 300 comenzó el 17 de octubre de 2005 en Montreal (Canadá), y fue rodada en el transcurso de 60 días en orden cronológico con un presupuesto de producción de 60 millones de dólares estadounidenses.

Utilizando la técnica croma, y con la ayuda de pantallas azules, Snyder rodó en los ahora desaparecidos Icestorm Studios en Montreal. Butler declara que aunque no se sentía restringido con la dirección de Snyder, el apego al cómic imponía ciertas limitaciones en su actuación. Wenham menciona que hubo ocasiones en las que Snyder quería capturar momentos icónicos del cómic con precisión, y otras cuando les daba a los actores la libertad de «explorar dentro del mundo y confines que se habían establecido». Headey comenta del uso de pantallas azules que «es muy raro, y emocionalmente no hay nada que te conecte salvo un otro actor». Sólo una escena fue rodada en exterior: cuando los caballos trotan por el campo. La película fue una producción de mucha intensidad física donde Butler sostuvo lesiones de un tendón en el brazo y de un pie.

La postproducción estuvo a cargo de Meteor Studios y Hybride Technologies de Montreal, donde se complementó el rodaje en pantalla azul con más de 1500 cuadros de efectos visuales. Chris Watts y Jim Bissell crearon un proceso llamado «The Crush» que permitiría a los artistas de Meteor manipular los colores al incrementar el contraste de claroscuros. Se desaturaron y tiñeron ciertas secuencias para establecer distintas atmósferas. Ghislain St-Pierre, quien dirigiera el equipo de artistas, describió el efecto: «Todo parece real, pero tiene un sentido áspero e ilustrativo». Se usaron varios programas de computación para crear el «rocío de sangre», incluyendo Maya, RenderMan y RealFlow. La postproducción en su totalidad tomó un año y fue manejada por diez compañías de efectos especiales.

Precisión histórica

El director del filme, Zack Snyder, declara que «los sucesos son correctos en un 90 por ciento. Les he mostrado la película a historiadores de clase mundial que han dicho que es impresionante. No pueden creer que sea tan precisa como lo es». Continúa diciendo que el filme es «una ópera, más no un documental».



Sin embargo, Ephraim Lytle, profesor asistente de historia helénica en la Universidad de Toronto, declara que 300 idealiza la sociedad espartana de una «manera problemática e inquietante», y que además presenta a los persas como monstruos y al resto de los griegos como débiles. Sugiere que el universo moral del filme podría haber parecido tan «extraño a los antiguos griegos como a los historiadores modernos».

El historiador militar Victor Davis Hanson, quien escribió el prólogo de la reciente edición de la novela gráfica en el 2007, declara que la película demuestra una afinidad específica con el material original de Heródoto, en el sentido de que captura el ethos material de la antigua Esparta y representa las Termópilas como un «choque de civilizaciones». Menciona que Simónides, Esquilo y Heródoto veían las Termópilas como una batalla contra «el centralismo oriental y el feudalismo colectivo» lo cual se oponía a «la idea del libre ciudadano de una polis autónoma».

Sin embargo, Touraj Daryaee, profesor de historia en la Universidad de California en Fullerton, critica el tema central del filme, aquel de espartanos «libres» y «amantes de la democracia» contra «esclavos» persas. Daryaee menciona que el imperio persa de la dinastía Aqueménida contrataba y pagaba a sus trabajadores sin importar el género o ascendencia étnica, mientras que en la Grecia del siglo V «menos del 14%» de la población participaba en el gobierno democrático, y «casi el 37%» de la población eran esclavos. Así mismo declara que Esparta «era una monarquía militar, no una democracia», y que colectivamente eran propietarios de los esclavos (Ilotas), a los cuales masacraban periódicamente.



Crítica

Desde su première mundial frente a una audiencia de 1.700 personas en el Festival Internacional de Cine de Berlín el 14 de febrero de 2007, 300 ha recibido críticas mixtas. La película recibió ovaciones en su estreno público, sin embargo, fue duramente criticada en su proyección para la prensa, cuando algunos espectadores optaron por abandonar la sala, mientras que otros de los que se quedaron abuchearon al final.

Así mismo, aunque el estilo visual fue bien recibido por algunos como innovador y espectacular, hay detractores que encontraron que la estilizada fotografía era más propia de un videojuego. Los hechos retratados en la película también son criticados por estar altamente ficcionalizados. Esta crítica ha llegado también de parte de muchos historiadores, ya que la película está mucho más centrada en el heroísmo dramático y la violencia que en el hecho histórico.

Otras de las críticas más negativas en Estados Unidos surge del New York Times al describir la película como «tan violenta como Apocalypto [de Mel Gibson] pero el doble de estúpida», así como una desaprobación del esquema de colores y el sugerir que la trama contiene tonos de racismo.



Las críticas no han faltado tampoco desde oriente, donde la prensa iraní ha criticado la imagen homosexual del rey Jerjes ofrecida en el filme y el carácter de «monstruos deshumanizados» del ejército persa. El espectador, afirman los medios iraníes, recibe un mensaje de la lucha de occidente contra los «salvajes» antepasados iraníes (los persas), y «forma parte de una guerra psicológica ejercida por Estados Unidos».

Finalmente, algunos medios griegos también han sido particularmente duros en su crítica. Robby Eksiel, crítico griego de cine, declaró que el auditorio quedaría impresionado con la «acción digital» pero les irritaría las «ostentosas interpretaciones y los personajes unidimensionales».

Licencias históricas

La película es una puesta en escena del comic de Frank Miller, que a su vez es una muy libre adaptación de la narración de Heródoto sobre las Guerras Médicas y, en concreto, la batalla de las Termópilas. En su condición de adaptación de un comic 300 no pretende reflejar datos históricos y arqueológicos. Entre muchos otros se pueden citar:

  • Los griegos luchan casi desnudos y sin usar ninguna de las formaciones de los espartanos históricos.
  • Los éforos, ministros que se encargaban de las tareas de gobierno elegidos por un año, son representados como seres deformes que custodian a una pitonisa.
  • Los persas saquean un pueblo en el camino de los espartanos hacia el desfiladero de las Termópilas.
  • Los persas utilizan rinocerontes (de África) y elefantes (de la India) en su ejército.
  • En realidad lucharon muchos más hombres al lado de Léonidas, se estima que fueron alrededor de 5000 hoplitas, aunque una vez rodeados y tras sopesar la nueva situación, no se quedaron solamente 300 espartanos sino también 500 tebanos. El grueso del ejército no huyó despavorido al verse rodeado, sino que el mismo Léonidas lo envió de vuelta para minimizar pérdidas.
  • Uso de falcatas por parte de los hoplitas
  • A los espartanos se les retrata de manera moderna en cuanto a su sociedad y costumbres. Por ejemplo, no existe mención alguna de que vivían en una sociedad esclavista.
  • Los «diez mil inmortales» muestran una estética similar a la de los samuráis del folclore japonés y a los del cómic (herencia directa de la afición de Miller a la cultura japonesa). Llevan katanas y armas similares y tienen la cara desfigurada debajo de sus máscaras de plata.
  • Tanto Jerjes I como algunos de sus emisarios son representados como reyezuelos africanos (afeitados tanto de cabeza como de barba), cuando su origen étnico denota una apariencia diferente.
  • El griego Efialtes es un jorobado deforme.
  • Aparecen personajes de ficción, como:
    • El gigante berserker que lucha contra Leónidas
    • El hombre obeso de piel cobriza con dos cuchillas que castiga decapitándoles a los generales persas.
    • Gran parte de los personajes espartanos

Parodias

En 2008 se estrenó la parodia de esta película, llamada Meet the Spartans (Una loca película de Esparta en Hispanoamérica, Casi 300 en España).

En 2007 se presentó la parodia 300 bolas para el programa Hetores del canal Cosmovisión (en Colombia).

Hay una referencia a esta película en el el webcómic gratuito Crazy Hill, Parodia de Silent Hill.